El conocido felino alemán y el sello de renombre mundial con base en NY, Staple, se han asociado una vez más, enganchando siluetas icónicas para convertirlas en emocionantes iteraciones repletas de frescura que adquieren no uno, sino dos estilos. El Resultado es una cápsula callejera y una verdadera fusión de lo que las dos marcas representan.